Una investigación realizada en la Universidad de Northwestern, en Estados Unidos, ha logrado restaurar las funciones de la vejiga urinaria en roedores.

El estudio, publicado en la revista Nature, explica como el sistema optoelectrónico permite- a través de impulso nerviosos- restaurar las funciones de la vejiga.  Este implante a través de dos haces de luz LED permite controlar las células nerviosas que controlan la vejiga y monitoriza si la misma se llena.

Los ratones, a los que se les había inducido la disfunción urinaria a través de fármacos, no mostraron efectos secundarios como inflamación, disfunciones motoras o cambios en el peso corporal tras la implantación.

El sistema identifica en tiempo real los cambios de funcionamiento de la vejiga y enciende los haces de luz LED, provocando de esta forma la estimulación de los nervios que intervienen en la función miccional.

El estudio explica como la implantación del dispositivo permitió alcanzar un funcionamiento normal de la vejiga en los roedores y pronto podría ser implantado en personas.

Equipo ICUA

© Copyright - ICUA 2015