Como ya hemos explicado en anteriores ocasiones, la nocturia consiste en orinar durante la noche. Esta necesidad interrumpe el sueño de los pacientes y se agrava con el tiempo, haciendo que padezcan otros problemas que impiden llevar una calidad de vida adecuada. Acudir al baño una vez durante la noche suele ser normal, el problema radica cuando el individuo interrumpe con este fin su sueño entre dos y seis veces por noche.

Son muchas las patologías que puedes subyacer tras la nicturia como problemas prostáticos, prolapsos de la vejiga, desordenes del control de esfinter, diabetes, problemas del corazón o hígado y finalmente el embarazo también puede aumentar las ganas de miccionar durante la noche.

El envejecimiento es un factor de riesgo para esta condición debido a con el paso del tiempo se produce menos hormona antidiurética y se retienen más líquidos, lo que hace que durante la noche sean mayores las ganas de orinar.

Pues bien, un estudio realizado por investigadores japoneses del Hospital Tohoku Rosai,  ha mostrado como aquellas personas con hipertensión experimentan más necesidad de orinar durante el sueño. En el estudio también se pone de manifiesto que esta condición varía dependiendo de las zonas del mundo en las que se encuentren los pacientes. De esta forma, los japoneses son mas vulnerables ante la nocturia, debido a un alto consumo de sal en su alimentación y su mayor predisposición a la hipertensión. En la investigación se mostró que las personas con nocturia tenían un cuarenta por ciento más posibilidad de padecer hipertensión. Además ese riesgo aumentaba de manera proporcional al numero de veces que se interrumpía el sueño para miccionar. Los investigadores explican que no se sabe el motivo de esta relación pero que los episodios de nocturia deben ser considerados para determinar si un paciente padece hipertensión y así poder hacer un mejor manejo de la enfermedad y evitar muchas muertes en todo el mundo.

Equipo ICUA

© Copyright - ICUA 2015