El peegasm se trata de una nueva moda dentro de la sexualidad. Esta práctica que se ha extendido a través de redes sociales y  consiste en aguantar lo máximo posible las ganas de orinar con la finalidad de obtener placer al acudir al baño a miccionar. Las personas que la practican sienten un placer similar al orgasmo. Habitualmente son las mujeres las que practican más esta técnica para obtener placer pero entre los hombres también se van ganando adeptos.

La explicación de los expertos podría encontrar el origen del placer experimentado por el individuo en que cuando los riñones se llenan demasiado presionan los órganos que hay alrededor por lo que durante el vaciado provoca una sensación similar a la del orgasmo. Otra de las teorías es que la tensión de todo los músculos existentes alrededor de la uretra por la retención de la orina provoca durante su vaciado una sensación de alivio similar a la del orgasmo debido a que la uretra es una zona erógena.

Ahora bien, aunque su practica pueda ser para algunos placentera, los riesgos de esta práctica son varios y frecuentes. Por ejemplo, se aumentan las posibilidades de padecer infecciones en general del tracto urinario, por la retención de bacterias. En el caso de los varones estas infecciones urinarias pueden traer como consecuencia más riesgo de padecer inflamaciones de la próstata y con ello los síntomas derivados de la misma.

Este comportamiento se puede complicar con una retención urinaria aguda, o imposibilidad para orinar, que puede acarrear consecuencias graves para la función de la vejiga y requerir un sondaje urgente. También es posible inducir cambios en el funcionamiento de la vejiga, aumentando su actividad (hiperactividad vesical) o bien reduciéndola (hipocontractilidad vesical).

Desde ICUA al igual que animamos a llevar unos hábitos de vida saludables, también aconsejamos llevar una vida sexual sana en la que no se ponga en riesgo nuestra salud. Si tienes alguna cualquier consulta urológica o sexual lo mejor será consultar con el especialista.

Equipo ICUA

 

© Copyright - ICUA 2015