La enuresis no es otra cosa sino la incontinencia urinaria o lo que es lo mismo, la micción involuntaria durante el día o por la noche.  Habitualmente para considerarla enuresis nocturna debe producirse la perdida involuntaria de orina, al menos dos veces durante la noche, un mínimo de tres meses seguidos.  Esta patología, de la que son más vulnerables los varones mayores de cinco años, suele ser un síntoma combinado de incontinencia urinaria y nicturia.

Una revisión publicada en la revista Canadian Urological Association ha intentado resumir la literatura existente sobre la definición de esta patología, su diagnóstico y finalmente su tratamiento.

Dentro de las pruebas diagnósticas que se deben realizar para determinar si existe en el paciente enuresis, lo básico es el análisis de orina (permite determinar si hay algún tipo de infección que está provocando las pérdidas). Ya en caso de que se indique las pruebas complementarias son las siguientes: el examen de ultrasonido, la tasa de flujo de la micción, una urodinámica y finalmente la citoscopia.

Una vez diagnosticada la enuresis los tratamientos recomendados, además de un cambio en el estilo de vida, suelen ser la medicación con desmopresina o anticolinérgicos.

En cualquier caso, cuando se sospeche que se padece enuresis, se debe acudir al especialista para que determine el origen de este problema y así se pueda tratar.

Si deseas conocer más sobre esta revisión de publicaciones sobre este problema urológico, puedes hacerlo mediante el siguiente enlace:

https://www.urotoday.com/recent-abstracts/pelvic-health-reconstruction/nocturia/108446-a-comprehensive-review-of-adult-enuresis.html

Cuando la incontinencia urinaria tiene otro carácter, los tratamientos son los siguientes:

Equipo ICUA

© Copyright - ICUA 2015