Son muchas las personas que no saben realizar de forma adecuada los ejercicios de contracción del suelo pélvico. Es por ello que en los últimos tiempos y con el fin de evitar el debilitamiento de esta parte de la anatomía, han surgido técnicas de entrenamiento tanto para el hombre como para la mujer.

Pues bien el biofeedback del suelo pélvico consiste en colocar unos electrodos o bien en la zona perineal o bien dentro de la vagina. Estos electrodos no dan pequeñas descargas sino que transforma los ejercicios del paciente en datos que a su vez, se pueden ver en una pantalla. Es decir, el paciente- mediante una gráfica mostrada en un monitor- puede saber si está haciendo el ejercicio de forma adecuada. Este sistema es muy ventajoso para el paciente ya que puede corregir los errores a la hora de hacer los ejercicios del suelo pélvico y crear unas pautas correctas de entrenamiento.

Generalmente las primeras clases se realizan con un fisioterapeuta que marca unas pautas al paciente y le orienta. De esta forma y cuando el paciente sabe seguir una rutina óptima ya puede hacerlos de manera independiente e incluso en casa ya que, en la actualidad, se dispone de dispositivos de biofeedback caseros y de fácil uso.

Como siempre y desde ICUA animamos a los pacientes a recurrir al especialista ya que es el que puede indicar el tratamiento adecuado para cada paciente. En este caso, por ejemplo, se trata de un entrenamiento para prevenir las patologías del suelo pélvico pero será ineficaz cuando ya haya un prolapso y el paciente requiera cirugía.

Si deseas conocer más sobre incontinencia urinaria masculina y femenina puedes hacerlo en los siguientes enlaces:

incontinencia en el hombre

incontinencia en la mujer

Equipo ICUA

 

© Copyright - ICUA 2015