En los últimos tiempos los abdominales hipopresivos han alcanzado cierta relevancia, siendo frecuente leer artículos sobre la práctica de estos ejercicios en la mujer tras el parto.

Pues bien, los ejercicios hipopresivos también son conocidos por las siglas de RSF y se basan en un conjunto de ejercicios posturales. Esta técnica creada en la década de los ochenta por el doctor Marcel Caufriez, no busca otra cosa sino trabajar la musculatura abdominal, sin dañar al mismo tiempo la salud del suelo pélvico.

Las claves para este tipo de ejercicios, consistentes en la realización de movimientos y posturas sin aire en los pulmones (apnea) son las siguientes:

-Inspirar profundamente hasta que la zona existente entre vientre y diafragma se vuelva cóncava.

-Quedar en apnea durante un tiempo mientras se realiza la postura.

Es fundamental que estos ejercicios, al ser muy específicos y técnicos, se realicen con un profesional de la materia, especialmente para no dañar nuestra espalda o suelo pélvico.

Los beneficios que tienen estos ejercicios para los pacientes son muchos, especialmente para aquellas mujeres que quieren recuperar su figura y mejorar la salud de su suelo pélvico tras el parto.

El perfil de persona que puede realizar esta práctica es muy amplio, excepto a mujeres embarazadas, pacientes con hipertensión o problemas inflamatorios intestinales.

Éstos, combinados con los ejercicios de Kegel, pueden ser muy positivos para preservar la salud y fortalecer el suelo pélvico, tanto en la mujer como en el hombre.

Aun asi una vez que las pérdidas de orina ya han aparecido, se debe consultar con el especialista, que será el que determine el mejor tratamiento para el o la paciente. De la misma forma cuando ya existe un prolaxo severo la cirugía será una alternativa para el/la paciente, que verá mejorada su calidad de vida.

Si deseas conocer más sobre la incontinencia urinaria y su tratamiento puedes hacerlo en nuestra web:

Incontinencia urinaria en la mujer

Incontinencia urinaria en el hombre

Equipo ICUA

© Copyright - ICUA 2015