La permanencia en una misma posición durante tiempo prolongado hacen que aparezcan las úlceras por presión. Los pacientes que están inmovilizados en cama o en sillas de ruedas, al no poder cambiar de posición, son mas vulnerables a la aparición de este tipo de problemas en la piel. Estas ulceras pueden causar infecciones graves y es por ello que la necesidad de cuidados especiales se convierte en fundamental.

EL 38 por ciento de los casos de ulcera por presión en los adultos, se produce en la zona cubierta por los absorbentes destinados a tratar la incontinencia.  La aparición de este tipo de ulceras en personas mayores con incontinencia urinaria es frecuente y, según los estudios realizados, se pueden prevenir en un cincuenta por ciento con una buena rutina de hidratación, protección y limpieza.

El envejecimiento natural nos hace más vulnerables ante problemas dermatológicos. Esta situación, sumada a las altas temperaturas del verano y al hecho de que el treinta por ciento de las personas mayores de 65 años padece incontinencia urinaria, dificulta enormemente la curación de las heridas. La exposición de la piel a la humedad provocada por las pérdidas de orina y el uso de absorbentes origina irritaciones o dermatitis. Según un estudio realizado por TENA, firma de absorbentes, con unas rutinas sencillas de limpieza, control de la humedad y el uso de absorbentes transpirables, se pueden reducir hasta en un cincuenta por ciento la aparición de estas molestas y peligrosas úlceras en el paciente.

Es por ello que el cuidador o el especialista debe recomendar de forma detallada cual es el absorbente más adecuado para el paciente, para que éste tenga la piel más limpia y pueda tener mejor higiene. En este análisis tambien se detalla la necesidad de procurar una higiene de la piel, empleando productos adecuados como soluciones de limpieza sin aclarado, específicos para estas personas con la piel más sensible.

Equipo ICUA

© Copyright - ICUA 2015