Son muchos los tratamientos que existen en la actualidad para fortalecer el suelo pélvico, tanto del hombre como de la mujer, y con ello evitar la incontinencia urinaria. Se estima que más de 400 millones de personas en el mundo padece incontinencia urinaria, una cifra que podría ir en aumento con el envejecimiento de la población y que obliga a estar constantemente investigando en fórmulas para prevenir o curar.

Con esta finalidad aparece ahora un tratamiento consistente en una silla, similar a las camillas de gimnasia pasiva, que realiza todo el trabajo por el paciente.  Este tratamiento se denomina Emsella BTL y genera contracciones en la zona urogenital, la vejiga y el suelo pélvico. En definitiva basta con sentarse para realizar los ejercicios de Kegel mientras realizan otras cosas como por ejemplo leer.

Este tratamiento no invasivo esta recomendado especialmente para pacientes con incontinencia de esfuerzo. Esta aprobado por la FDA y en definitiva se trata de una opción más para aquellos pacientes que necesiten reforzar el suelo pélvico.  Aun así y como siempre desde ICUA animamos a los pacientes a acudir al especialista antes de someterse a cualquier tratamiento por su cuenta aunque no sea invasivo. El urólogo será el que determine qué tipo de incontinencia tiene el paciente y cuál debe ser el mejor tratamiento para su caso.

¿Sabes cuáles son los diferentes tipos de incontinencia existente y qué tratamientos existen en la actualidad?

A continuación os detallamos los enlaces de nuestra web de incontinencia masculina y femenina:

© Copyright - ICUA 2015