Controlar el nivel de azúcar en sangre podría ser más sencillo y rápido para los pacientes con diabetes e insuficiencia renal y es que un equipo de investigadores de la Universidad de Cambridge en conjunto con el Hospital Universitario de Berna, en Suiza, ha desarrollado un páncreas artificial capaz de ser controlado por una aplicación móvil.

El estudio ha sido publicado en la revista Nature Medicine explica el funcionamiento de este páncreas artificial, que es un pequeño dispositivo que tiene un sensor de glucosa y que va registrando los datos de glucosa en sangre del paciente para, a posteriori, mandar la información detallada al móvil del paciente.

A continuación la aplicación móvil desarrolla un algoritmo que calcula la insulina necesaria que será suministrada por una bomba de insulina. El algoritmo se va adaptando y ajustando la respuesta a las necesidades de los pacientes.

Las pruebas de este páncreas artificial han sido realizadas con 26 pacientes en diálisis, desde octubre de 2019 hasta noviembre de 2020. Estos participantes se dividieron en dos grupos, uno con el páncreas artificial y el segundo con un tratamiento de insulina tradicional. Finalmente y según los investigadores los resultados fueron positivos para los pacientes del páncreas artificial aunque no todo es positivo ya que, según declaraciones de los pacientes, es más incómodo tener que utilizar la bomba de insulina y por otro lado tener que depender del teléfono móvil y de estar constantemente pendiente del nivel de batería del mismo.

Si deseas conocer más sobre este páncreas artificial, puedes hacerlo en el siguiente enlace:

https://www.nature.com/articles/s41591-021-01453-z

© Copyright - ICUA 2015