A partir de determinada edad el varón comienza a experimentar una disminución de los andrógenos, es lo que se define como andropausia o menopausia masculina. Otra de las consecuencias de esta caída en los valores de esta hormona supone la aparición del hipogonadismo, momento en el que los testículos dejan de funcionar de manera adecuada.

Un estudio publicado en Current pharmaceutical design y realizado en conjunto entre varias universidades, ha mostrado como los varones mayores de treinta años con diabetes tipo 2 mostraron niveles más bajos de testosterona, tal y como ocurre con los hombres que padecen andropausia.

Con el paso del tiempo los pacientes diabéticos, además de disfunción sexual, pueden mostrar problemas eyaculatorios y trastornos de la libido. Estos síntomas suelen ser comunes entre pacientes mayores, que han tenido la enfermedad durante años. Estos mismos pacientes suelen tener resistencia a la insulina.

El artículo que deriva de la investigación indica que cada vez existen más evidencias de que los varones infértiles con diabetes padecen conexiones fisiopatológicas entre los mecanismos de daño oxidativo, mayores productos de glicación enzimática en la región testicular, obesidad y citosinas proinflamatorias.  Por toda esta información los hallazgos clínicos sugieren que la diabetes suele ir de la mano, con el paso del tiempo, de niveles bajos de testosterona y las consecuencias que ello acarrea en el varón.

Si deseas conocer más información sobre este estudio puedes hacerlo en el siguiente enlace de Urotoday:;

https://www.urotoday.com/recent-abstracts/men-s-health/androgen-deficiency/99115-diabetes-mellitus-and-male-aging-pharmacotherapeutics-and-clinical-implications.html

Desde ICUA y como siempre animamos al varón a acudir a las revisiones urológicas periódicas así como al resto de chequeos que puedan diagnosticar patologías como la diabetes, una enfermedad que si no se trata puede tener consecuencias fatales para el individuo.

Equipo ICUA

© Copyright - ICUA 2015