Un estudio publicado en American Journal of Urology ha intentando desvelar la relación existente entre el dolor pélvico crónico y la presencia del polen en el ambiente.

Para llevarlo a cabo se evaluó el estado de los brotes cada dos semanas durante un año como parte del enfoque multidisciplinar para el análisis de los casos cruzados de los desencadenantes de los brotes. Se analizaron los síntomas de los brotes, su fecha de inicio y la exposición en los tres días previos a un brote. También se midieron tres momentos sin brotes seleccionados al azar. 

Los datos obtenidos fueron vinculados al recuento diario de polen por fecha y a los tres primeros dígitos de los códigos postales de los participantes. De esta forma se hizo el recuento de polen tres días antes y el día de un brote.

Los resultados mostraron que, aunque no se observó asociación para el recuento diario de polen y la aparición de brotes de dolor pélvico crónico, sí que se observaron asociaciones positivas para el recuento de polen más allá de los umbrales medios o más altos en los participantes con alergias o con trastornos respiratorios.

Como conclusión el estudio explica que a pesar de haber encontrado alguna evidencia que sugiere que el aumento del recuento de polen en el ambiente puede desencadenar un brote de dolor pélvico crónico urológico, se necesitan realizar más estudios. Los resultados de las investigaciones más profundas en el futuro podrían ayudar para la prevención y tratamiento de brotes, así como el control de la imprevisibilidad de los mismos.

Si deseas conocer más sobre este estudio, puedes hacerlo mediante el siguiente enlace de la publicación:

https://www.auajournals.org/doi/10.1097/JU.0000000000001482

© Copyright - ICUA 2015