Un grupo de estudio, en el que ha participado el director médico de ICUA, el doctor Fernando Gómez Sancha, ha evaluado si los resultados publicados sobre la hidroablación de la próstata con el sistema AquaBeam ™ se pueden transferir a la rutina clínica en un colectivo de pacientes no seleccionados.

Para realizar el estudio se incluyeron pacientes tratados entre septiembre de 2017 y junio de 2018, mediante este sistema robotizado que elimina el tejido adenomatoso a través de agua a presión. Los pacientes, con hiperplasia benigna de próstata,  han sido evaluados prospectivamente para el perioperatorio y el seguimiento temprano. Además de los parámetros de evacuación y los síntomas, se han registrado cambios en los síntomas del tracto urinario superior (TRUS), la función eyaculatoria y los eventos adversos.

Los resultados han mostrado que los 118 pacientes consecutivos han sido tratados en el tiempo indicado. La hidroablación se pudo realizar con éxito en todos los pacientes. El IPSS (escala internacional de síntomas prostáticos), la incontinencia urinaria (QqL), el flujo máximo (Qmax) y el residuo postmiccional (PVR) mejoraron significativamente tra el procedimiento y en los siguientes tres meses de seguimiento. El tiempo medio de OR fue de veinte minutos, el volumen del tracto urinario superior (TRUS) disminuyó en un 65 por ciento y el 73 por ciento de los pacientes mantuvo la eyaculación anterógrada normal. Tan solo aparecieron eventos adversos en diez pacientes (> Clavien-Dindo I).

La conclusión a la que lleva el estudio es que la hidroablación es una opción segura con una baja tasa de complicaciones perioperatorias, que mejora de forma inmediata el vaciado de la vejiga, la incontinencia urinaria y los síntomas prostáticos.

Si deseas conocer el artículo original, en el que ha participado el doctor Gómez Sáncha junto a otros especialistas, puedes hacerlo en el siguiente enlace:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30288598

Equipo ICUA

© Copyright - ICUA 2015