Una investigación publicada en Brain imaging and behavior, y elaborado en conjunto por centros de diferentes países, ha intentado desvelar si existe relación entre los pacientes intervenidos quirúrgicamente de cáncer testicular y la aparición de un deterioro cognitivo.

Según los resultados de investigaciones previas se había informado sobre esta incidencia del deterioro cognitivo pero lo que no saben los expertos es si existe una fisiopatología subyacente.

El estudio exploró las redes cerebrales estructurales, el estado endocrino y genotipos seleccionados para identificar si existía una posible relación.

Cuarenta pacientes orquiectomizados y 22 pacientes sanos se sometieron a pruebas neuropsicológicas y a resonancias magnéticas, además de proporcionar una muestra de sangre.

Se exploraron las asociaciones del rendimiento cognitivo con las redes cerebrales, el estado endocrino (incluidos los niveles de testosterona y el receptor de andrógenos) y los genotipos (APOE, BDNF y COMT).

En comparación con los pacientes sanos, los pacientes sometidos a la cirugía para el cáncer testicular tuvieron peores resultados en seis de las quince pruebas neuropsicológicas. Los pacientes con orquiectomía también mostraron más deterioro cognitivo de los otros. Si bien los análisis de la red cerebral global no mostraron diferencias entre ambos grupos, el análisis regional mostró diferencias en el grado de nodo y la centralidad de la intermediación en varias regiones asociadas al rendimiento cognitivo. Se encontró también un efecto de interacción del grupo con genotipo COMT en los pacientes intervenidos y los portadores tuvieron un peor resultado. Por otro lado, no se encontraron efectos para los niveles de APOE, BDNF o testosterona. 

En definitiva, los resultados obtenidos apoyan los hallazgos previos con una alta incidencia de deterioro cognitivo en pacientes recientemente orquiectomizados.

Si deseas conocer más sobre esta investigación, puedes hacerlo en el siguiente enlace:

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34392471

© Copyright - ICUA 2015