Un estudio realizado en Brasil, en la Universidad Estadual Pauilista, ha mostrado como una proteína del cuerpo humano podría ser un nuevo fármaco para tratar la insuficiencia renal aguda.

La investigación ha sido publicada en Scientific Reports y explica como la proteína galectina-1 podría reducir el daño renal debido a su acción antiinflamatoria. Esta proteína producida artificialmente todavía no se usa clínicamente y ha demostrado que ha reducido marcadores como las citosinas, la muerte celular y el estrés oxidativo.

El estudio, realizado en ratas con isquema y reperfusión, mostró como la galectina-1 podría tener efectos similares a la dexametasona, un corticoide que se emplea como inmunodepresor y antiinflamatorio y que puede presentar efectos secundarios.

Los  portavoces explican que en el modelo animal se pudo comprobar que esta proteína no protege totalmente el tejido pero que sí que disminuye los factores inflamatorio y con ello aumenta la viabilidad de las células. Con este estudio se abre una nueva vía de desarrollo para nuevos fármacos para la insuficiencia renal.

Finalmente, aunque la investigación tenía como protagonistas los riñones, a galectina-1 fue además probada para tratar la dermatitis o la cojuntivitis.

Equipo ICUA

© Copyright - ICUA 2015