Un estudio presentado en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología ESC 2021 ha mostrado como la dieta tiene gran relación con la aparición de la disfunción eréctil, más concretamente la dieta mediterránea.

Para llevar a cabo el estudio se analizaron los datos de 250 hombres con presión arterial alta y disfunción eréctil y con una media de edad de 56 años y el cumplimiento de la dieta mediterránea por parte de los participantes.

El patrón dietético evaluó la ingesta de cereales, aceite de oliva, fruta y verdura. También los lácteos y carne roja.

Otras de las variables a analizar fueron los niveles de testosterona, rigidez arterial, flujo sanguíneo, forma física y niveles de erección.

Los niveles de consumo de dieta mediterránea se evaluaron a través de un cuestionario que puntuaba de 0 a 55 por nivel de adherencia a la dieta. La testosterona fue evaluada mediante analíticas de sangre y finalmente la forma física se midió en una prueba de esfuerzo.

La función eréctil fue medida a través del Inventario de Salud Sexual para hombres, en la que se asigna una puntuación de 0 a 25 y en la que la puntuación más alta está asociada a una mejor erección.

Según el portavoz del estudio, perteneciente a la Universidad de Atenas, el consumo de una dieta mediterránea se pudo relacionar claramente con una mejor función eréctil, con una mejor capacidad física, unas mejores arterias, niveles más altos de testosterona y finalmente un flujo sanguíneo más adecuado.

En conclusión los hombres con una puntuación por encima de 29 en la dieta mediterránea tenían mejores niveles de los anteriormente señalados, por tanto parámetros de salud vascular más saludables y con ello mejores resultados en las erecciones.

Si deseas conocer más sobre los resultados de este estudio, puedes hacerlo mediante la nota de prensa del congreso en el siguiente enlace:

https://www.escardio.org/The-ESC/Press-Office/Press-releases/mediterranean-diet-shows-promise-in-men-with-erectile-dysfunction

© Copyright - ICUA 2015