Investigadores de la Royal Marsden NHS Foundation Trust y The Institute of Cancer Research, en Reino Unido, han logrado unificar el tratamiento de radioterapia en cinco grandes dosis, lo que podría reducir el tratamiento estándar a la mitad.

El tratamiento habitual suelen ser veinte sesiones en un mes y los expertos han descubierto que se pueden administrar cinco dosis, entre cinco y catorce días.

Según los investigadores los resultados son positivos y tiene pocos efectos secundarios. Con ello se puede disminuir la cantidad de tratamientos requeridos por el paciente, consiguiendo los mismos resultados aunque el paciente mejora en su calidad de vida, recibe el alta más pronto, y, por supuesto, se ahorra en costes hospitalarios.

Uno de los principales problemas que presenta la radioterapia son efectos secundarios como la incontinencia intestinal. El tratamiento estandarizado en la actualidad es de veinte sesiones que pueden ser extendidas hasta 32 sesiones pero con dosis más pequeñas.

Para realizar el estudio fueron reclutados alrededor de 900 pacientes y fueron divididos en dos grupos. Uno de ellos recibió la radioterapia estándar y el otro, la nueva.

La nueva técnica, denominada radioterapia corporal estereotáxica, permite administrar dosis más altas directamente en el tumor sin dañar los tejidos u órganos que le rodean. Según los resultados obtenidos, el 99 por ciento de los pacientes que reciben este tipo de radioterapia, poseen menos efectos secundarios graves y experimentan síntomas más leves como problemas al miccionar.

Finalmente se pudo comprobar que esta nueva radioterapia distingue las células sanas de las cancerosas sin problemas y reduce el riesgo de recidiva.

© Copyright - ICUA 2015