Una intervención realizada por el Hospital Clinic de Barcelona y el Hospital Sant Joan de Déu ha implantado a una niña de ochos años un riñón de diferente grupo sanguíneo del suyo. La pequeña tenía una enfermedad renal incurable desde los dos años de edad. Anteriormente se había sometido a un trasplante renal pero el órgano dejo de funcionar, siendo rechazado por su organismo a las 24 horas.

Este trasplante ha supuesto un hito por ser el primer trasplante renal de un donante sanguíneo incompatible realizado en edad pediátrica.

Según los especialistas el trasplante tenía implícitos muchos riesgos como por ejemplo que la niña llevaba muchos años recibiendo diálisis, la hipersensibilidad para evitar el injerto, un estado de hiper coagulabilidad y finalmente adaptar el órgano de un adulto a un niño.

Una vez recibido el riñón en Sevilla, compatible con la niña, se analizó los pros y los contras de implantar un riñón de un adulto en un niño. Además los expertos se esforzaron para utilizar la incisión realizada con anterioridad y así no realizar una nueva.


Finalmente y tres meses más tarde, se puede decir que la intervención ha sido exitosa aunque no ha estado exenta de complicaciones ya que la niña tuvo una hemorragia interna que requirió otra intervención para salvar su vida.  La niña ya no requiere diálisis y lleva una vida normal gracias a este equipo de especialistas que ha logrado este gran hito de conseguir la viabilida de un trasplante renal entre dos personas con grupo sanguíneo diferente.

© Copyright - ICUA 2015