Un estudio realizado por los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos muestra como el trasplante renal entre pacientes con VIH es seguro.

El estudio parte de las investigaciones realizadas en la Universidad de Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, donde habían realizado trasplantes renales de donantes fallecidos con VIH a pacientes también con la enfermedad que necesitaban un riñón. A los cinco años se mostró una alta tasa de supervivencia general.

La investigación analizó los datos de 75 pacientes con enfermedad renal avanzada y con tratamiento contra el VIH, entre marzo de 2016 y julio de 2019. Los participantes fueron seleccionados entre catorce centros. Veinticinco recibieron trasplantes de fallecidos con VIH y el resto recibió trasplantes de donantes sin VIH.

Los resultados mostraron la supervivencia de todos los pacientes sin diferencias notables en las tasas de infección o complicaciones, haciendo coincidir a los expertos en que es una opción eficaz para aumentar la supervivencia de los pacientes con VIH.

Finalmente y según los datos obtenidos, la supervivencia fue de 1,4 años en el caso de los pacientes que recibieron la donación con riñón positivo en VIH y de 1,8 en los receptores de riñón sin VIH. Al año de la intervención la supervivencia del órgano fue de un 91 por ciento en los pacientes que habían recibido el órgano de un donante con VIH y de un 92 por ciento en aquellos receptores de riñón sin VIH.

A continuación os detallamos un artículo de la revista multidisciplinar del SIDA donde encontrarás los últimos artículos relacionados con el trasplante renal en pacientes con VIH:

Trasplante de órganos entre personas con el VIH: una oportunidad de mejora

© Copyright - ICUA 2015