Una investigación realizada publicada en American Journal of Kidney Diseases explica que el impacto que produce la deshidratación en el cuerpo de los corredores puede sllegar a producir daños irreversibles en el riñón con el paso del tiempo.

Según el informe el ochenta por ciento de los deportistas padece, en una carrera de media de 42 kilómetros, daños renales como consecuencia de la falta de hidratación.

Para tener más certezas sobre este posible  daño renal, los datos de una investigación realizada en la Universidad de Yale, en 2015, analizó la sangre y orina de los corredores de la maratón de Hartford de ese mismo año. De esta forma  pudieron observar que el 82 por ciento de los participantes en la carrera tenía una lesión renal aguda en la etapa 1, que ocurre cuando los riñones no filtran los residuos de la sangre.

Los investigadores del estudio sugieren que el daño se podría producir por el aumento de la temperatura corporal, la disminución del flujo sanguíneo o bien la falta de hidratación durante la carrera.  Cabe señalar que la lesión se resolvía a los dos días de la maratón pero, según los expertos, este tipo de daños a la larga podrían dejar secuelas graves en la función renal.

© Copyright - ICUA 2015