Una investigación realizada por expertos de la Universidad de California, en Estados Unidos, ha expuesto como una exposición aguda a luz ultravioleta puede provocar inflamación renal, especialmente en pacientes con ciertas patologías.

Los neutrófilos son los leucocitos encargados de mediar la respuesta inflamatoria y las lesiones provocadas por la exposición de la piel a los rayos ultravioletas. Este tipo de leucocitos son los primeros en responder a la inflamación tras la exposición de la piel a la luz ultravioleta y tienen la capacidad de diseminarse por todo nuestro sistema.

Pues bien, los estudios realizados muestran un vínculo entre la lesión renal y la inflamación de la piel provocada por la luz ultravioleta. Es por este motivo que se puede contribuir al daño renal especialmente en pacientes con lupus, que experimentan una fotosensibilidad en el 80 por ciento de los casos.

En estos pacientes, por motivos poco conocidos, la exposición a la luz solar puede provocar manifestaciones como la nefritis.

En la investigación se informa sobre cómo la exposición a la ultravioleta estimula la migración de los neutrófilos al riñón. Además se pudo observar, utilizando un enfoque de rastreo, como un subconjunto de neutrófilos que se encuentran en el riñón se habían movido mediante la piel expuesta, lo que sugería una transmigración inversa.  También se pudo comprobar cómo los neutrófilos contribuyeron a la firma del interferón tipo I del riñón desencadenados por los rayos UV ligeros.

Estos diferentes hallazgos demostraron que los neutrófilos tienen un importante papel y median en la inflamación y la lesión renal tras la exposición a este tipo de luz, un dato relevante especialmente en pacientes con lupus.

https://www.pnas.org/content/118/3/e2019097118

© Copyright - ICUA 2015