Un artículo publicado en la revista Live Science y realiza por el doctor Tom Chi, profesor de la Universidad de California, en Estados Unidos, intenta mostrar los motivos por los que cuando estamos estresados sentimos ganas de miccionar.

En el cuerpo la producción de orina al día es de entre 800 y 2,000 mililitros, teniendo en cuenta una ingesta de una media de 2 litros de líquido. En unas circunstancias normales el ser humano tiene ganas de orinar cuando el cerebro recibe una señal nerviosa que indica que la vejiga está llena. Cuando estamos nerviosos las ganas de orinar aumentan.

El cerebro con la gestión de sus sentimientos y emociones, la médula espinal y los nervios que la recorren y otros muchos más motivos son los que podrían hacer que el ser humano tenga ganas do orinar cuando se encuentra en una situación de nerviosismo.Es por ello que en este artículo se contemplan dos motivos o posibles hipótesis para que el ser humano experimente este fenómeno fisiológico.

Por un lado, se piensa que la vejiga- al igual que otros músculos de nuestro cuerpo- se tensa cuando estamos estresados o agobiados. Esta reacción podría acelerar las ganas de orinar.

La segunda y ultima hipótesis sostiene que la tensión nerviosa nos pone en estado de alerta, lo que podría aumentar la producción de orina en los riñones. Según las declaraciones del experto, este proceso sigue sin entenderse muy bien debido a que cuando existe estrés el sistema nervioso central opera a un nivel más alto de sensibilidad por lo que necesitamos menos impulsos para activar este reflejo.

Pueden existir trastornos relacionados con la pérdida de orina. Uno de los más habituales es la incontinencia urinaria. Si deseas conocer los síntomas de la misma, sus tratamientos y los tipos que existen, puedes hacerlo en nuestra web:

Incontinencia: causas, tipos y tratamientos

Equipo ICUA

© Copyright - ICUA 2015