La paruresis o vejiga tímida es un síndrome en el que los pacientes se sienten incapaces de orinar en baños públicos o delante de otras personas. Según una investigación publicada en el Journal of General Psychology esta patología afecta al catorce por ciento de la población. En muchos de los casos las personas que la padecen logran, con incomodidad y vergüenza, miccionar pero en los casos más severos estas personas retrasan al máximo el momento de ir al baño.

Este síndrome fue descrito en el año 1954 y los pacientes que lo experimentan tienen a tensionar el esfínter al pensar que sus ruidos corporales en el baño pueden ser escuchados por otra persona. Este hecho provoca una vergüenza incontrolable en la persona que le impide miccionar.

Estos pacientes deben  buscar ayuda especializada para evitar que esta patología vaya a más. Tal y como hemos descrito en ocasiones anteriores miccionar es imprescindible y aguantar las ganas puede tener consecuencias negativas en el sistema urinario como fiebre, escalofríos, calambres y problemas más severos.

El tratamiento de esta patología parte de un asesoramiento psicológico aunque se debe mencionar que cuando este síndrome se prolonga en el tiempo y el paciente experimenta molestias en el tracto urinario debe pedir asesoramiento y diagnóstico urológico para determinar si hay daños en el sistema urinario.

Equipo ICUA

© Copyright - ICUA 2015