El síndrome de la vejiga tímida o paruresis es, según los psicólogos, un trastorno de la ansiedad, que puede afectar no solo a la calidad de vida del individuo sino que puede provocar problemas urinarios.

La paruresis es una enfermedad que produce miedo o incapacidad de orinar en lugares públicos o baños privados cuando cabe la posibilidad de que haya alguien cerca. En la actualidad y, por ser los baños masculinos más indiscretos, suele ser un problema que afecta más a los varones.

La vida de estos pacientes se ve condicionada por la vergüenza de orinar en público o por la incapacidad de poder hacerlo, precisamente por estar cerca de otras personas. De esta forma los afectados organizan su vida no alejándose mucho de su hogar, pasando poco tiempo fuera de casa, acudiendo a sitios poco concurridos o bien ingiriendo pocos líquidos para así evitar la micción. De la misma forma la vida sexual de los pacientes tambien puede verse condicionada debido a que evitan las relaciones por si antes o después del acto les apetece miccionar. Todas estas situaciones generan ansiedad y el aislamiento de la persona.

 Según los expertos el problema se puede solucionar con terapia cognitivo conductual, que ayuda al paciente a ir de forma progresiva enfrentándose y superando este miedo. Muchos de los pacientes evitan orinar y aguantan durante largos periodos las ganas de miccionar.

Como ya hemos mencionado en anteriores ocasiones, aguantar las ganas de orinar no es bueno para el sistema urológico y se producen consecuencias negativas como el aumento de las infecciones del tracto urinario, el agrandamiento de la vejiga urinaria, mayor probabilidad de desarrollar cálculos, aumento del reflujo vesico-uretral y finalmente molestias, calambres y dolor pélvico.

Equipo ICUA

© Copyright - ICUA 2015