Un equipo de investigación de la Universidad de Boston ha descubierto cómo modificar las células del riñón  y hacer que respondan a instrucciones de un ordenador, concretamente a 109 tipos de instrucciones.

De esta forma el riñón podría reaccionar de manera programada ante situaciones concretas como condiciones climáticas específicas.

Esto se ha podido lograr mediante recombinaciones genéticas, incorporando enzimas que se identifican entre sí y trabajar en equipo.

 Independientemente del dilema ético que supongan estos resultados, supone todo un avance científico en materia genética.

Si deseas conocer más sobre esta curiosa noticia puedes hacerlo a través del enlace descrito a continuación:

https://www.engadget.com/2017/03/28/cells-biocomputers/

Equipo ICUA

 

© Copyright - ICUA 2015