Una investigación publicada en Nature Medicine ha mostrado un método de biopsia liquida capaz de detectar con alta precisión tumores renales pequeños y localizados. Esto podría ser un gran hallazgo debido a que el cáncer renal, tal y como hemos indicado en otras ocasiones, suele presentar síntomas cuando se encuentra avanzado por lo que su detección es compleja.

La biopsia líquida se trata de un método diagnóstico que a través de fluidos como la sangre, determina si existen células cancerígenas circulantes. El problema con el rumor renal es que no arroja tanto ADN como otros tipos de tumor. Es precisamente por ello que esta prueba denominada “cfMeDIP-seg”, es tan prometedora, porque tiene una alta eficacia en el rastreo de ese ADN tumoral procedente del riñón.

Según sus portavoces la prueba es capaz de detectar los tumores renales en fases tempranas.

Para llegar a estos resultados se analizaron los datos en 99 pacientes con cáncer renal avanzado y temprano, 15 con cáncer de vejiga urotelial en fase IV 28 individuos sanos.  Al analizar su sangre el estudio mostó resultados claros en todos los pacientes con cáncer renal.

Los investigadores explican que la prueba podría ser una buena forma de detección especialmente para aquellos pacientes con antecedentes de cáncer en la familia.

© Copyright - ICUA 2015