Investigadores británicos demuestran que la comida basura puede deteriorar la salud renal tanto o más que la diabetes.  Los científicos de la Universidad Anglia Ruskin, en Reino Unido, han realizado un estudio para averiguado cómo afecta la comida basura y las grasas a nuestros riñones.

La investigación ha sido publicada en Experimental Psycology y explica cómo la diabetes tipo 1 y tipo 2 modifican el transporte de glucosa en el riñón, tal y como ocurre en personas con una dieta rica en grasas y comida poco saludable.

Para realizar el estudio han analizado los datos obtenidos al trabajar con ratas, a las que mediante la dieta se les ha inducido diabetes, obesidad y resistencia a la insulina. El objetivo del estudio era comprobar la resistencia a la insulina y como el exceso de grasa y azúcar afecta a los transportadores de glucosa en el riñón.

La dieta aplicada a los animales, de ocho semanas de duración, ha tenido como queso, chocolatinas, nubes de azúcar y bizcochos.

Concluidas estas ocho semanas se compararon los resultados para comprobar que la comida basura rica en grasas causaron un aumento similar de ambos receptores de membrana.  Los investigadores concluyeron que el bloqueo o inhibición de la reabsorción de la glucosa en los riñones podría ser, en un futuro, una nueva vía terapéutica y ayudar a proteger el riñón frente a nuevos daños.

Si deseas conocer más sobre esta investigación, puedes hacerlo a través del siguiente enlace:

https://www.abc.es/salud/habitos-vida-saludable/abci-comida-basura-provoca-danos-rinon-similares-diabetes-tipo-2-201605100821_noticia.html

Equipo ICUA

© Copyright - ICUA 2015