Este síndrome que presenta síntomas crónicos con intermitencia  y diferentes grados de gravedad suele caracterizarse por una presión en la vejiga, ganas de orinar con frecuencia,  dolor en las relaciones sexuales, ardor en la zona pélvica y un cambio de vida drástico en el paciente.

Este síndrome afecta solo en Estados Unidos a más de tres millones de mujeres y es definido como “dolor urinario que no se debe a causas como infección de orina o cálculos”.

En la actualidad no existe tratamiento estándar para este problema debido a que se trata de tratamientos basados en prueba y error. Esto quiere decir que se le aplica a la paciente diferentes terapias para comprobar cuál de ellas es la que mejora los síntomas.  Se ha comprobado que cuando  acuden a buscar consulta, la enfermería suele ser una parte crucial en el asesoramiento de estas mujeres. De esta forma y según las revisiones la dotación a la enfermería de material revisado  sobre la enfermedad podría ser de gran utilidad en la orientación, por parte de los profesionales dedicados a la enfermería, hacia las pacientes con este síndrome.

Si deseas conocer más sobre esta revisión o artículo, puedes hacerlo mediante el siguiente enlace publicado en Urotoday:

https://urotoday.com/recent-abstracts/pelvic-health-reconstruction/interstitial-cystitis/88068-nursing-care-of-women-with-interstitial-cystitis-painful-bladder-syndrome.html

© Copyright - ICUA 2015