Un artículo publicado en Der Urologe y realizado en Alemania explica como el cáncer de pene en muchas ocasiones se puede diagnosticar a simple vista aunque, antes del tratamiento, realizar una verificación histológica.

Para poder determinar el tipo de tratamiento que requiere es indispensable debe detectar la fase en la que se encuentra el tumor así como una posible infiltración en uretra, los ganglios linfáticos y los cuerpos cavernosos del pene.

En la actualidad la identificación de ganglios linfáticos así como su manejo es clave en el pronóstico y tratamiento del cáncer de pene y el tratamiento curativo requiere la extirpación completa del tumor así como los ganglios linfáticos metastásicos.

Las técnicas de imagen como, por ejemplo, tomografía computarizara (TEP/TC) o por emisión de positrones, resonancia magnética o ecografía son capaces de detectar los ganglios linfáticos con micrometástasis, siendo indicadas estas pruebas en todas las etapas tumorales para así evitar males mayores.

Y es que, según las estadísticas, el noventa por ciento de los cánceres de pene se podría evitar con el diagnóstico precoz, que incluye el autoexamen, pruebas médicas en caso de que haya sospecha y el tratamiento adecuado.

E el link siguiente puedes saber más datos sobre este estudio:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29523915

Si deseas conocer cuáles son los síntomas del cáncer de pene así como sus tratamientos actuales, puedes hacerlo mediante el enlace de nuestra web:

Cáncer de Pene

Equipo ICUA

© Copyright - ICUA 2015