Una revisión publicada en Current treatment options in oncology y realizada por el Departamento de Urología de la Clínica Mayo, en Estados Unidos, ha intentado recopilar o enunciar los diferentes avances en el tratamiento del cáncer de pene.

El manejo de esta enfermedad representa un desafío para los equipos urológicos como consecuencia de la escasez de estudios y la rareza en sí de la enfermedad.

El cáncer de pene, en países como Estados Unidos, representa el uno por ciento de los fallecimientos por cáncer anuales. El más común de ellos es el carcinoma de células escamosas y en general-sea del tipo que sea-supone un desgaste físico y psicológico para el paciente que lo padece.

En los últimos años se han conseguido progresos en el manejo de la enfermedad con la intención de evitar cirugías radicales.

La amputación del pene, por ejemplo, ha sido reemplazada por procedimientos de preservación del pene. En la actualidad la penectomía total tan solo se le realiza a pacientes con lesiones proximales. Otras técnicas introducidas recientemente se basan en la cirugía mínimamente invasivas en el tratamiento de los ganglios linfáticos infiltrados por el cáncer de pene.

Las terapias citotóxicas convencionales, con malos pronósticos, han dado paso a nuevas terapias sistémicas con las que se trata a los pacientes con cáncer avanzado o metastásico. En este sentido muchos estudios están mostrando resultados muy positivos en este tipo de terapias.

Como consecuencia de estos avances se ha conseguido una mejora de la calidad de vida de los pacientes.

Si deseas conocer más sobre esta revisión, puedes hacerlo en el siguiente enlace:

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33230601/

© Copyright - ICUA 2015