Los pacientes sometidos a  hemodiálisis como consecuencia de la Enfermedad Renal Crónica son incapaces de eliminar las sustancias tóxicas de la misma forma que una persona sana. Según un especialista portavoz de Fresenius Medical Care estos pacientes son más vulnerables por lo que deben controlar de manera más exhaustiva el consumo de líquidos.

En este sentido los especialistas recomiendan  que este perfil de paciente tome medio litro más del líquido del que miccionan, especialmente en la época estival.  Es en esta época cuando los pacientes se relajan más con los cuidados alimenticios.

Finalmente explican que durante la diálisis se depura la sangre del paciente pero que también se elimina agua. Es por ello que se debe ser muy riguroso con la toma de líquidos ante esta situación.

Equipo ICUA

© Copyright - ICUA 2015