Septiembre, al igual que el mes de enero, es para muchos uno de los meses de renovación y puesta a punto. Es el momento de las nuevas matriculaciones en gimnasios, las promesas de una dieta más saludable y en definitiva, un tiempo de buenos y sanos propósitos.

Para quedarnos más tranquilos y quitarnos una de esas asignaturas pendientes, las revisiones médicas deberían incluirse en nuestras agendas las revisiones médicas. Una programación dentro de la que se debe incluir el terreno de la urología para evitar algún que otro susto durante el resto del año.

Como ya hemos mencionado en muchas ocasiones la detección temprana es vital en el cáncer de próstata y tiene un alto porcentaje de curación.  A partir de los 45 años las visitas al urólogo deben ser obligatorias en el varón, antes si existen antecedentes familiares de cáncer o factores de riesgo.

Dejar de fumar o cuidar la alimentación son propósitos muy recurrentes. Lo que muchos no saben es que esto puede ser muy positivo para la salud urológica. Por ejemplo, un alto porcentaje de los cánceres de vejiga se podrían evitar si se dejara de fumar. De esta forma, el tabaquismo se sitúa como uno de los factores de riesgo más destacados en este tipo de cáncer.

Finalmente, crear una rutina de deporte y alimentación se convierte en uno de los deseos más habituales entre la población en esta época del año. Pasado el estío son muchos los que quieren reconciliarse con la báscula. Desde ICUA  explicamos que no es solo una razón de peso o estética. El sobrepeso y el sedentarismo son dos factores de riesgo especialmente en el cáncer de próstata aunque también provocan otras patologías peligrosas para el paciente.

Llegados a este punto del año, el tan temido septiembre, ya no hay excusas para intentar ser más saludables con la alimentación, ser más activos y acudir a las revisiones periódicas.

Equipo ICUA

© Copyright - ICUA 2015