La enuresis noctura es la incontienencia urinaria durante el sueño. Esto quiere decir que el niño no es capaz de despertarse durante el sueño cuando tiene la vejiga urinaria llena.

Esta enfermedad que afecta a entre el diez y el trece por ciento de los niños de seis años, suele ser más frecuente en los varones y va desapareciendo con el paso del tiempo, a medida que el niño crece.

En la mayor parte de los casos esta patología es hereditaria por lo que si uno de los padres ha padecido esta enfermedad, el niño tiene posibilidades de desarrollarla. También existen otros motivos como el hecho de no haber aprendido a controlar la orina durante los primeros años, alguna alteración del sueño o bien otra patología urológica.  Por otro lado se ha comprobado que el estrés en el niño puede desencadenar episodios de enuresis.

Además del síntoma más notable que es la pérdida involuntaria de la orina durante la noche, existen otros síntomas asociados a esta patología como el estreñimiento o dificultad en el niño para despertarse.

Los tratamientos posibles para esta patología suelen partir de la reeducación del niño con respecto a las rutinas que sigue antes de irse a dormir. La restricción de las bebidas un par de horas antes suele ser otra de las medidas a adoptar por los padres.

En la actualidad existen, por otra parte, detectores de humedad que despiertan al niño con una señal de alarma en cuanto hay algún posible escape. Esta medida se emplea hasta que desaparece el problema y meses más tarde para crear en su subconsciente una rutina y que éste se levante en cuanto tenga la vejiga llena.

Finalmente se puede enseñar al niño a ejercitar la vejiga con ejercicios que fortalezcan el suelo pélvico. Si estas medidas no funcionan se debe recurrir al tratamiento farmacológico. Todas estas medidas deberán ser recomendadas por el especialista para determinar que efectivamente el niño no padece un problema físico más grave y así poder ponerle la solución adecuada.

Equipo ICUA

© Copyright - ICUA 2015