Desarrollan un dispositivo anticonceptivo capaz de detener la producción de esperma durante una quincena.  El dispositivo llamado Coso emplea los ultrasonidos paralizando el funcionamiento de los testículos de manera temporal. Según su creadora, Rebeca Weiss, el dispositivo no requiere de intervenciones quirúrgicas para el hombre, la mujer o la ingesta de tratamientos hormonales.

Su aplicación es fácil y es que consiste en únicamente llenar de agua el dispositivo hasta la marca indicada y a continuación, cuando una pequeña luz lo indique, introducir el escroto hasta que el aparato señale el fin del proceso. Una vez se saca el escroto, en teoría, el hombre podría durante dos semanas mantener relaciones sexuales sin miedo al embarazo.

Para desarrollar el invento la creadora ha realizado una encuentra a 422 participantes para identificar cuáles eran las cuestiones que debía cubrir un método anticonceptivo masculino. Además se reunió con sexólogos, psicólogos y urólogos.

Este novedoso método anticonceptivo podría ser la solución para muchas parejas en un futuro puesto que un par de minutos puedes crear una contracepción de dos semanas y sin efectos secundarios para el varón, al menos por ahora y es que no se ha desarrollado ningún ensayo clínico sobre el mismo todavía.

Hasta el momento el producto ha sido desarrollado basándose en estudios que indican que los ultrasonidos son efectivos en los animales. La siguiente fase será probarlo en humanos y determinar si realmente tiene eficacia.


Como curiosidad si deseas conocer más sobre este dispositivo, puedes hacerlo en su página web:

https://www.coso-contraception.de/

© Copyright - ICUA 2015