La prueba, denominada MyProstateScore, ha sido desarrollada por el Centro Oncológico Rogel, perteneciente a la Universidad de Michigan, en Estados Unidos.

La prueba mide los niveles de genes específicos de este tipo de cáncer mediante la orina del paciente. Según las investigaciones los pacientes con tumores de próstata los genes TMPRSS2 y ERG se reubican en un cromosoma y se fusionan, provocando así el desarrollo del cáncer prostático.

La investigación publicada en Journal of Urology ha contado con los datos de más de 1525 pacientes. De ellos 338 tenía cáncer de próstata de grado 2 o superior detectados en la biopsia y debían ser tratados de forma inmediata.


Según los portavoces de la investigación, esta prueba nada invasiva podría evitar las biopsias y las secuelas derivadas de la misma. En concreto de los participantes de este estudio, se podrían haber evitado 387 biopsias en las que no se detectó cáncer o bien en las que se detectó un cáncer que no requería de tratamiento al poseer un crecimiento lento.
Los datos obtenidos muestran que el estudio había errado con los resultados de diez pacientes que requerían de tratamiento inmediato y que la prueba no identificó.

Los expertos explican que junto al PSA este nuevo análisis de la orina del paciente podría evitar pruebas dolorosas y más invasivas como la biopsia.


Si deseas conocer el artículo y más sobre esta investigación, puedes hacerlo en el siguiente enlace de la publicación científica

https://www.auajournals.org/doi/10.1016/j.juro.2011.10.133

© Copyright - ICUA 2015